No hay razón sin emoción. La emoción es el fuego que alimenta esa razón, es decir el pensamiento no puede ser elaborado si no existe la cohesión que proporciona el sentido emocional de los pensamientos. Eso es una realidad que está sustanciada por lo que hoy conocemos acerca de “desde dónde nace la información sensorial”, pasa por nuestro cerebro emocional, y, después, esa información marcada por el color emocional, que significa fundamentalmente que lo que tocamos, olemos, etc., tiene un significado de bueno, malo, placentero, rechazable, etc.; pasa un procesamiento posterior que es, en este caso concreto, cognitivo, a las áreas de asociación del cerebro, donde los átomos del pensamiento ya vienen teñidos de color emocional, de significado.

La atención como puerta de entrada al conocimiento. Tipos de atención. Los procesos atencionales.

La clave reside en la creación de métodos que evoquen la atención desde dentro. Esto se consigue gracias a la curiosidad. Hay que hacer curioso lo que enseñamos, porque la curiosidad, si estoy en un estado de monotonía, si veo algo nuevo, diferente en el entorno, algo que despierta la curiosidad, la atención, irá automáticamente a eso.

El juego es el disfraz del aprendizaje.

Existe una relación entre aprendizaje y juego. El jugar activa las vías de recompensa del cerebro y evoca placer por hacer algo.

La imaginación y la intuición.

Sobre la base de lo que se ha aprendido en el mundo, se elabora mentalmente de un modo consciente e imagino posibilidades. La imaginación tiene su base en el cerebro holístico (hemisferio derecho), trabaja en otros terrenos también.

La intuición se basa en un conocimiento previo, es inconsciente, asoma a la consciencia indicándole que esa es la alta probabilidad que uno piensa o la manera de resolver un problema. Guarda relación con la creatividad, que es un proceso consciente.

El cerebro, una vez que ha llegado al límite del pensamiento analítico y deductivo, tropieza y no puede continuar. Si aquéllo ha significado algo importante, el cerebro derecho continúa trabajando en ello.

Crear es romper con algo nuevo, lo que abre las fronteras del conocimiento.

Conceptos relevantes:

  • Se habla de “cerebro emocional” (cerebro límbico).
  • El aprendizaje necesita de la emoción para dotar al conocimiento de significado.
  • La curiosidad es el mecanismo que abre las puertas de la atención y ésta es la puerta del conocimiento.

 

img_resumen_223

Francisco Mora.
Universidad Complutense de Madrid.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s