Webinar de María Méndez Santos.

PDP ELE.

Debemos procurar que nuestra docencia conecte las tareas con experiencias. Que impacte en nuestro alumnos para que el aprendizaje sea vivencial y duradero. Como señala Francisco Mora, un tipo de aprendizaje y de memoria que vale la pena es aquél por el cual un suceso viene ligado a un acontecimiento emocional que contiene la suficiente fuerza como para ser guardado en la memoria. Esta teoría redunda en la cantidad y calidad de lo que nuestro alumnado recuerda de nuestras clases, de lo que enseñamos. En cada sesión, ofrecemos una cantidad abundante de input, del que probablemente no recuerden al salir de clase, mucho menos, al cabo de unas horas, y ,mucho menos, al cabo de una semana. Como dice Rogers: “El aprendizaje significativo se lleva a cabo cuando la materia que se enseña es percibida por el alumno como algo que tiene relevancia personal y cuando implica la participación activa del alumno, esto es, cuando sea un aprendizaje basado en la experiencia”.

Entonces, si aceptamos la importancia de la experiencia y de las emociones durante el proceso de aprendizaje, comprendemos también que esto puede dificultarlo o favorecerlo, de manera que si son experiencias positivas implica que el aprendizaje sea más duradero, profundo y significativo.

¿Cómo podemos aplicar esto a la realidad del aula? ¿Cómo podemos materializar todas las teorías sobre deep learning, la neuroeducación, la afectividad y el aprendizaje emocional en nuestras clases?

Se ha definido tradicionalmente una buena actividad mencionando aspectos como que sea adecuada al nivel y al tiempo del que disponemos, que atienda a la forma y al significado, que tenga relación con lo que se ha estudiado antes y lo que se ha estudiado después, que sea clara, que tenga unos objetivos definidos, etc. A esto, debemos añadir toda una serie de items descriptivos en los que valoremos si esa actividad cumple los siguientes requisitos, desde el punto de vista del aprendizaje experiencial:

– Que fomente su sentimiento de eficacia y de autoestima.
– Que aproveche sus conocimientos previos y le dé sensación de sabiduría.
– Que implique su participación activa y la de sus compañeros.

Quizás ya lo teníamos en cuenta, pero el hecho de explicitarlas como un requisito deseable, cambia nuestra perspectiva sobre las prioridades que consideramos importantes. Los alumnos deben ser competentes, deben aprender, pero esto no significa que no pueda hacerse un aprendizaje eficaz, que sea emocionalmente memorable. Ya lo dice Marina: “la memoria puede retener información sin sentido, pero con mucha dificultad”. Así que es mejor dar un sentido y una emoción experiencial con la que vincularlo.

Ejemplos de actividades.

Campeonato del imperativo.

Es un concurso de fotografía. Aprovechamos el paisaje lingüístico para promover su comprensión lectora y su capacidad de reflexión lingüística. Tienen que caminar por la calle, ir al supermercado, leer los anuncios, la publicidad, e intentar comprender si lo que leen es un imperativo o no. En clase, se explica la dinámica. Por cada foto del imperativo que obtengan, conseguirán un punto. Pero si el imperativo lleva pronombres, van a tener dos puntos, y si llevan dos pronombres (por ejemplo, “dámelo”), van a tener tres puntos. Con lo cual, al cabo del tiempo establecido, se realiza la suma de los puntos establecidos. Se pueden usar las redes sociales con fines educativos para la publicación de los trabajos presentados. También se puede realizar una puesta en común en el aula un día fijado. Es un aprendizaje muy experiencial, vivencial, porque está presente el componente lúdico y también la expectación por conseguir un premio.

El día de entrega de trofeos, el ganador recibe un certificado de experto del imperativo, una medalla y un pequeño trofeo. Con lo cual, la sensación de éxito que se fomenta, es muy alta. Se trabaja también la autoestima de los estudiantes. Tenemos una clara competencia funcional, comprensión lectora de publicidad e instrucciones, un contenido gramatical, un contenido léxico (supermercado, publicidad, etc.). Es una actividad completa, que tiene en cuenta cuestiones técnicas, pero, también, en su diseño y desarrollo, se han tenido en cuenta aspectos emocionales.

El superlativo.

– Contenido gramatical: la estructura del superlativo y de las preposiciones.
– Contenido léxico: adjetivos de carácter físico y de carácter.
– Componente emocional: la autoestima de los alumnos; el fomento de un ambiente acogedor y positivo; una mayor cohesión grupal.

Procedimiento.

El profesor facilita unas bandas a los estudiantes, donde escribirán “el / la más … ” (la cualidad más positiva de su compañero de clase). El profesor adjudica las parejas. Terminada esta parte, se procede a la entrega de las bandas. Así conseguimos que cada alumno tenga un minuto de gloria con algo positivo que sus compañeros creen que tiene. Además, al acabar, podemos hacer un repaso de todo el contenido léxico adquirido (recordar todos los adjetivos que se hayan mencionado).

El discurso referido.

Contenido gramatical: estilo indirecto.
Nivel: b2
Léxico: relaciones sociales.
Objetivo: que la práctica oral esté relacionada con un acontecimiento emocional tan estrecho que haga que su aprendizaje sea duradero y profundo. Que sea significativo a causa de la relevancia personal. Se puede también vincular con el contenido cultural (el día del padre, de la madre, etc.).

Procedimiento:

El profesor pregunta a los estudiantes: ¿alguna vez alguien os ha dicho “te lo dije”? Ellos recordarán situaciones familiares que les haya ocurrido y lo comentarán en clase.
Acabada esta intervención, se recopila la información en un listado, o una infografía que se reparte entre todos. Vamos a agruparlos para que trabajen la elaboración de esas frases.
Como complemente a esta actividad, se puede proponer una lista de frases de profesores.

Expresar deseo.

Nivel: b1
Objetivo: contrastar el uso del presente de subjuntivo y el infinitivo en expresiones como quiero que, quiero ir, deseo ir, deseo que.

Procedimiento:

El profesor pregunta a los estudiantes cómo piden los deseos y en qué circunstancias. Después de una breve charla, se propone que se haga una lista de deseos del grupo. Se puede realizar a través de un pozo de los deseos, preparo un lugar donde escribir los deseos. Se da una piedra a cada alumno, para que escriban su deseo. También podemos usar una lámpara de los deseos. Dentro podemos introducir un dulce.

Otros requisitos que podemos tener en cuenta, además de que se fomente la autoestima o que las actividades sean lúdicas y creen expectación, es el hecho de que puedan tener un producto físico, algo de lo que se puedan sentir orgullosos y con lo que puedan estar relacionados. Por ejemplo, pósteres con los que decorar el aula, proyectos virtuales o físicos, o infografías.

Es fundamental la atención al desarrollo del grupo. Se considera que un buen ambiente y una buena relación grupal son predictores del éxito. Siempre que sea posible, hay que hacer actividades de comunicación. Por ejemplo, en la que se implique su conocimiento interpersonal, entrevistas, actividades por grupos de intereses.

Lleva a cabo actividades extraescolares como grupo, apoya a los miembros en momentos importantes, haz actividades de valoración positiva que repercutan en su autoestima; celebra su día (cada alumno debe tener sus minutos de gloria); genera historias de grupo, etc.

Todo esto genera a lo largo del curso una sensación de grupo, un sentimiento de filiación. Y esto se debe hacer desde el principio. Por ejemplo, incentivar conversaciones sobre temas susceptibles de relación personal, sobre cosas que le gustan, intereses, aficiones, etc. Hay que hacerlo tanto a principios de curso como a final del mismo (dedicatorias, vídeos, fotos, recuerdos). Como sugerencia, proponemos la siguiente actividad: 

Actividad memory box.

Cada alumno escribe mensajes para sus compañeros y cuya caja o sobre pueden abrir cuando echan de menos las clases.

Todo lo descrito anteriormente, debe formar parte de una estrategia global y prolongada en el tiempo, que considere la experiencia como un pilar del aprendizaje, algo a lo que se debe prestar atención desde todos los puntos de vista posibles.

Si enseñar es emocionar, aprender es sentir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s