Sonia Betancort.

7829

Nació en Santa Cruz de Tenerife, el seis de mayo de 1977. Entre el año 1995 y el 2002 vivió en Salamanca, donde estudió Humanidades, Estudios Latinoamericanos, Lenguas y culturas de India e Irán y Literatura Española e Hispanoamericana, doctorándose con la tesis “Oriente no es una pieza de museo”. Jorge Luis Borges y las culturas de la India. En este campo, es autora de varios artículos y libros de crítica literaria.

En Salamanca publicó su primer libro de poemas: “Intima Exigencia”(2000), y conoció a un grupo de yoguis, equilibristas y poetas, con los que compartió cinco años en la Tertulia Literaria Atril, para cuya editorial y revista colabora y ha editado diversas obras. También participa en numerosas antologías y otras revistas electrónicas y en papel.

Como gestora cultural y educativa de la Fundación General de la Universidad de Salamanca, entre el año 2002 y el 2009 se dejó seducir fácilmente por la aventura de vivir entre España y Buenos Aires. Además ha realizado estancias cortas en Chile, Uruguay, Brasil, Perú y Nueva York.

Entre el año 2007 y el 2009 estudió teatro (actuación) en Buenos Aires, en la prestigiosa Escuela de Julio Chávez, actividad que en 2013 continuó con Juan Carlos Corazza en Madrid. En ese campo, ha trabajado en varios cortometrajes y proyectos teatrales en los que destaca la vinculación de las artes escénicas con el mundo de la literatura.

En el año 2009 regresó a España y presentó su libro “El cuerpo a su imán” (Madrid, Amargord), y desde entonces es Profesora de Literatura en la universidad y critica literaria.

Actualmente reside en Madrid y acaba de publicar Para ver la llanura (Venezuela, El Perro y la rana, 2014), Seis poemas para Mary Jane (México, UAM, 2014) yContramantes (o la soledad del alfil), este último escrito en colaboración con Rubén Tejerina.
 
 En mayo de 2015, mes del nacimiento de Audrey Hepburn, se espera la aparición de su nuevo poemario, La sonrisa de Audrey Hepburn (Madrid, Vaso Roto).

La imaginación.

imaginacion_francisco_torreblanca1

Nos ayuda a construir esos futuros posibles con las que luego desarrollarnos y comunicarnos en la realidad. Es un instrumento de creatividad. Cualquier imagen invita a entrar en un mundo recreado por el Arte buscando una presencia muy activa e imaginativa de ese espectador. El trabajo con la imagen nos lleva a la lengua desde la imaginación. Detrás de las imágenes siempre hay narrativas y poéticas. Desde las sensaciones creamos esos aspectos de la comunicación que implican también la lengua. La imaginación supone una herramienta fundamental para llegar al idioma, para imaginar y practicar la improvisación. 

Primer disparador artístico: la música.

El uso de la música como un disparador no sólo de la emoción, del recuerdo, sino también lanzar desde el recuerdo y la emoción esa reflexión metalingüística, que hay un contacto con esas melodías y esos sonidos del español que nos lleva finalmente a encontrarnos con la lengua, con los significados de la lengua, con los mensajes de la lengua. 

¿Podríamos traducir con sonidos la música del habla?

¿Somos capaces de reproducir la entonación a través de la música, de las onomatopeyas, de los sonidos de una afirmación?

¿Cuál sería la entonación de una pregunta indirecta? ¿Cuál sería el tarareo de una reclamación, de una mala noticia?

Este primer disparador intentaría conseguir que el alumno sólo escuchara.

De alguna forma, nos conecta directamente con el aprendizaje de la lengua. No tendría sentido preguntarnos cuántas lenguas hablamos, sino cuántas lenguas escuchamos, buscando conectamos con ese placer, esas sonidos que nos llevan a una relación mucho más inmediata en el lenguaje. 

¿Somos capaces de tararear, de reproducir con la música algo que nos ha pasado? Si somos capaces en algún momento de nuestra vida y a partir del recuerdo y la mención conectar con la música una determinada experiencia vamos a lograr conectarnos también con la necesidad de comunicar.

Otro de los disparadores con los que podríamos utilizar la música sería la creación de un mapa musical, una banda sonora de nuestra vida. Ser capaces de definir una autobiografía a través de la música, hacer una recreación de unas melodías que nos son familiares y nos conecta directamente con la memoria y la emoción. 

Si eres capaz de ir a ese momento y reproducir sólo con sonidos, a través de la música, esa experiencia, a partir de ahí, dar un salto hacia el lenguaje será más fácil, porque la situación comunicativa, la necesidad de comunicar está ahí.

Cuando hablamos del recuerdo conectado con la música hablamos de utilizar pasados, conectores del discurso dentro de una narrativa del pasado, fechas, imágenes, vocabulario que tiene que ver con la música, con la expresión musical, con los géneros, con los instrumentos. 

Segunda disparador artístico: la imagen.

Uno de los recursos que se utilizan en clase es el grafiti. El grafiti es una imagen que habla literalmente, porque generalmente contiene lengua e imágenes.

1772b81a18d0d48036f290d968f7043e

La fotografía se puede utilizar para hacer una historia al revés. En lugar de empezar por esa imagen del cuadro vayamos a una imagen de la actualidad, a un lenguaje que tiene más que ver con nosotros, que habla desde lo que somos. 

Chema Madoz, artista visual madrileño, es un ejemplo para saltar de la imagen a construir desde la imaginación una narrativa que finalmente termina en el lenguaje. Tenemos imágenes muy inspiradoras, en las que buscaríamos recrear en el alumno una narración y, de esa narración, buscar un título. 

intro-006

Imagen de Chema Madoz.

En definitiva buscaremos que el alumno sea capaz de crear solo una narración y comparta con los demás el título, de manera que, a partir del título, podamos seguir construyendo esa narración desde los otros que participan de compartir esa escritura colaborativa. 

Ilustraciones de microrrelato. Por ejemplo, la ilustración del relato El inmigrante, de Luis Felipe G. Lomelí. 

emigrante-josc3a9-ato

“El emigrante”, del pintor José Ato.

A partir de esa imagen, reconstruir qué es lo que puede suceder en esta narrativa; trabajar desde la imaginación quién sería el inmigrante, cuál sería su situación, cuáles serían sus características, su posición en la vida, porqué se ha marchado, cuál es su pasado y su presente, hasta que finalmente vamos a desvelar la magia de esta narrativa que cada cual ha construido viéndola reflejada en lo que ha sido capaz de reconstruir, de una manera tan breve, Luis Felipe Lomelí.

El texto íntegro del microrrelato es el siguiente:

-¿Olvida usted algo?
-¡Ojalá!

Ese “ojalá” puede ser un disparador, no sólo para construir cualquier narrativa, sino incluso para ir a un trabajo desde la interjección, los subjuntivos y otros elementos del lenguaje. 

Quizás, uno de los elementos que menos trabajamos en la imagen a la hora de proponer una didáctica de la imaginación es el salto o link que podemos hacer desde las imágenes de pinturas clásicas, en las que entra a jugar la Historia del Arte, conectarla con la literatura y, finalmente, con la lengua. 

picasoteLas Meninas, Diego Velázquez      Las Meninas, Picasso.

e1803d453db5eaa3ba3400b14c8e9d48

Caligrama que reproduce el retrato de Miguel de Cervantes, escrito con las primeras palabras del Quijote.

¿Cuál sería la secuencia de este link?

¿Cómo trabajaríamos la imaginación a través de las tres imágenes?

La idea sería recurrir a uno de los conceptos más utilizados en el Barroco, que es el autor dentro de la obra, empezar a describir algunos de los elementos que van apareciendo dentro del cuadro y cómo ese pintor ha aparecido dentro de la escena que está pintando, para hablar finalmente de uno de los elementos que crea en el Quijote: el propio Quijote dentro de la obra, en la que los personajes discuten la calidad de la Galatea. A partir de aquí, por pensamiento asociativo, por pensamiento que asocia la imagen a esa comunicación que tiene que ver con la literatura y la lengua, hace un aprendizaje en link.

Tercer disparador: la poesía.

Nos ofrece un espacio que proclama la necesidad de dejarnos llevar por una lógica de la sensación. Vamos a proponer a nuestros alumnos que realicen una inmersión en la poesía desde la imaginación y desde la emoción. No se trata de entender nada, sino de que seamos capaces de sumergirnos en una sensación, seamos capaces de reproducir a través de la imaginación, una comprensión o lo que llamamos una “fulguración semántica”.

Esa emoción con la que puedo conectarme, que está señalizada con vocabulario sobre el paisaje, podrá llevarnos también con el uso interconectado de la imagen a una comprensión que es fulgurante, que tiene que ver con la emoción; no tanto con una explicación secuencial. Hay una narrativa, pero es una narrativa instantánea. Juega en el mismo plano que el microrrelato.

Cuarto disparador artístico: aplicación de las neuronas espejo a la mímesis y a la simulación.

Sabemos por Rizolatti que en una sección del cerebro tenemos unas neuronas llamadas espejo. Nos da la oportunidad de ponernos en el lugar del otro, que constantemente hacemos ese trabajo de ponernos en el lugar del otro, de repetir sus movimientos, de simular sus actividades, de simular su lenguaje, simplemente con la intención de poder anticipar lo que va a pasar. 

Precisamente, ese gancho de lo que va a pasar, ese gancho que tiene que ver con descubrir lo que viene después, es el que vamos a utilizar aquí para llevarlo al aula desde la mímesis y la simulación. Se trata de trabajar la dramatización. Se trabaja la imaginación la naturalidad. Si somos capaces de reproducir y copiar en escena una simulación hipotética, escuchamos lo que ocurre: la lengua, al otro, la situación, y en pos de que esa situación llegue a un determinado objetivo, desarrollamos la humildad, porque lo que importa es la tarea de simulación en sí, con lo cual, el objetivo de uno mismo encima de la tarea queda en segunda lugar. Y, en ese sentido, trabajamos más con una concreción de lo que está sucediendo y olvidamos el sentido del ridículo.

Podemos trabajar la simulación en cualquier situación comunicativa, con un conflicto y con un objetivo: una reclamación, pedir algo en una cafetería, escribir una carta, llamar por teléfono, etc. Se trata de que el alumno, sin tener que ser otro, pueda hacer una simulación de una situación hipotética que desarrollar. Utilizará la expresión oral, los gestos, etc., para comunicar. Se pueden utilizar obras teatrales o la simulación en cine. Muchos han señalado en la didáctica qué bueno es incorporar las características de un personaje, poder lo imitar a la hora de trabajar la lengua. 

Quinto disparador: los interactivos.

La interactividad presenta estos elementos:

Se disuelve la frontera entre el autor y el lector. Se está generando lectores que son mucho más activos, más comprometidos y que siguen caminos abiertos que van redescubriendo conforme transcurre la experiencia de la lectura. Utilizamos un texto que se convierte en una experiencia: el lector toma decisiones que el escritor ha propuesto. “N” es una aplicación para móviles y trabaja con la décima espinela, como el verso libre blanco y es una aplicación creada por Jorge Drexler, en la que el oyente escucha y modifica la canción a medida que va transcurriendo. Otro ejemplo sería un vídeo-juego basado en un cuento de Julio Cortázar, Una carta de una señorita en París. El ejercicio que podríamos proponer sería trabajar, desde las sensaciones y la emoción, una reconstrucción imaginaria de lo que puede estar pasando en la casa. Podemos averiguar qué vínculos existen entre las emociones y la narración. Objetivo: crear una experiencia colaborativa.

Anegación de sensaciones.

  • Que los alumnos lean la imagen como si fueran un texto escrito.
  • La interacción entre el observador y lo observado genera comunicación auténtica en un inner talk (habla interna).
  • El alumno encuentra argumentos para hablar y participar en clase, porque la imagen, como texto visual, es lengua franca. Y, además, exige menos esfuerzo.
  • La melodía ayudará a la capacidad de concentración y también a despertar los procesos creativos. 

La gamificación.

Si descomponemos el concepto de juego y examinamos sus elementos nos sale ese triángulo. La gamificación es el pegamento emocional para untar las actividades de aprendizaje y llevar la sensación de juego en el aula. Es un potente instrumento para la implicación. Nos interesa especialmente, la dinámica narrativa. Todos los juegos cuentan una historia y nos permiten contar historias. Usa el lenguaje y su componente lúdico para crear y despertar imaginación en el aula.

Si tomas una dinámica, una mecánica y un componente, ya estás construyendo un juego. Nosotros, con el texto de Galeano, sólo vamos a tomar la dinámica narrativa, para crear expectativa, divertimento y participación: implicación es conectar la materia con el individuo.

Un enfoque orientado a la narración: el mundo.

Lee el texto y completa la conclusión.

<<Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al cielo. A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allí arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguecitos. El mundo es eso – reveló -; un montón de gente, un mar de fueguitos. 

Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay gente de fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas; algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman, pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerque, se enciende.>>

Instrucciones:

  1. ¿Qué significa la palabra fuego en este texto?
  2. Tipos de fuegos: alegre, curioso, sentimental, pensador…
  3. ¿Qué tipo de fuego eres tú?
  4. Busca un tipo de fuego para tu compañero y explica porqué has elegido esa característica.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s