Motivación extrínseca y flipped classroom.


Resultado de imagen de reyes llopis universidad de columbia

PERFIL.

  • Universidad de Columbia.
  • Profesora de Lingüística y didáctica de ELE.
  • Co-Dirigió el programa de español de la de la Universidad de Columbia, entre 2011 y 2014.
  • Docente de los Masters de la Universidad Universidad Nebrija y de la Internacional Menéndez Pelayo.

Entrevista a Reyes Llopis García.

Reyes Llopis García nos va a hablar de los entornos virtuales de aprendizaje, concretamente, del concepto “flipped classroom”.

Resultado de imagen de flipped classroom

Ahora, de manera significativa y pedagógica, está aplicando la tecnología al proceso de aprendizaje, en este caso, en el aprendizaje de idiomas en el contexto universitario. Está incorporando herramientas 2.0, redes sociales, como Twitter y ahora ha ganado una beca de la Universidad de Columbia para convertir el contenido gramatical de un nivel B1 en su programa español. El proyecto se llama un enfoque al revés.

En un primer momento, supongo que decidiste emplear esta metodología de clase invertida con tus estudiantes. ¿Qué motivó esta decisión?

Te puedo contar que entré en contacto con la metodología de la clase inversa o invertida sin saber lo que era, pero gracias a que Edinumen me invitó a participar en un encuentro de profesores en Hong Kong, en 2015, y como tenía que ausentarme una semana completa y no quería que mis compañeros me sustituyeran durante tanto tiempo, empecé a buscar opciones y me tope con la opción del flipped classroom.

La verdad que me encantó la idea desde el primer momento. Cuando regresé a Columbia de Hong Kong, pues empecé a interesarme más por el tema y a través de aquí, en Colombia, de mi colaboración con el Centro para la Enseñanza y Aprendizaje (CTL). Empecé también a formarme en aprendizaje híbrido y aprendizaje combinado.

Ya había estado asistiendo desde el año anterior a sesiones de formación de profesores para familiarizarme con aplicaciones y con herramientas que pudiera incorporar al aula de manera pedagógica.

Hablo, por ejemplo, de herramientas para tener lectores invitados, profesores invitados a cualquiera de mis clases desde cualquier parte del mundo, del uso activo de los foros online, los foros de discusión, es decir, el uso pedagógico de todas estas herramientas.

Pero cuando regresé de Hong Kong y tenía más interés en ver cómo es esto del aprendizaje híbrido (que emplea la sesión cara a cara con el trabajo de los estudiantes de manera más autónoma en casa), comencé con sesiones de formación profesional sobre este tipo de aprendizaje, porque si quieres un programa más holístico y más productivo, o te formas o esto es muy difícil. Improvisar el uso de la tecnología en el aula e improvisar, sobre todo, el trabajo autónomo de los estudiantes en el aula, creo que es imposible además contraproductivo.

Eso sí, cuesta mucho, pero mucho, no caer en la trampa de duplicar el trabajo para los estudiantes y para mí, como profesora, con el tema híbrido. Lo complicado está en encontrar un equilibrio de trabajo y la distribución de horas tanto para los estudiantes como para mí.

Una de las grandes trampas de este enfoque es no planificar con suficiente solidez y acabar mandando, aparte de las horas de clase, un montonazo de trabajo para los estudiantes fuera del aula que, además, supera muchas veces la cantidad de horas de contacto por crédito que tienen los cursos. Además, cuando llegas a tu casa por la noche, te toca meterte online, entonces, al final es como un círculo vicioso de trabajo interminable.

Estaba muy metida con todo esto y dándole muchas vueltas en cursos de formación y un año más tarde decidí animarme a hacer algo más grande. Pedí la beca que otorga la oficina del Vicerrectorado de Columbia para este tipo de proyectos pedagógicos que tengan un componente de tecnología, pero que sigan siendo cara a cara. La primavera pasada me concedieron esta beca y ahora me encuentro en medio del proyecto.

El proyecto es como tú has mencionado antes, transformar toda la gramática del curso intermedio 2 (en Colombia equivale a un B1-B2 del MCER) al contenido flipped para que el aula se convierta en un lugar de práctica comunicativa, práctica significativa, un lugar de discusión y de aplicación de contenidos gramaticales en actividades de integración cara a cara. Me encuentro en estos meses grabando los contenidos gramaticales con el apoyo del CTL de Columbia. Tengo la opción de mi otra carrera profesional, que es la de incorporar aplicaciones de lingüística cognitiva a la enseñanza de gramática en mis grabaciones, lo cual hace de mi proyecto algo muchísimo más interesante.

En resumen, el uso pedagógico y bien fundamentado de la tecnología y la investigación en las aplicaciones de lingüística cognitiva en la enseñanza de la gramática.

En tu opinión, ¿qué hay que darle más importancia a la hora de planificar un curso o en qué quién invertir más tiempo?, ¿en evaluación, en la creación de contenidos, en el buen control del aprendizaje… ?

Yo creo que cuando nos queremos involucrar con esto de la inversión pedagógica, hay un acercamiento metodológico que no está directamente relacionado con el uso de tecnología, pero que funciona muy bien. Es el llamado acercamiento pedagógico del Power Design. Lo buscado en Internet para ver cómo se decía en español como terminología metodológica, y parece ser que la traducción es diseño inverso o diseño reverso.

Este acercamiento pedagógico se puede aplicar al trabajo con cualquier materia de ciencias o de letras. Ciertamente, funciona bien con la enseñanza de lenguas extranjeras.

Con el diseño reverso, lo que tenemos son tres principios:

El primer gran principio sería identificar los resultados deseados, es decir, tienes que empezar al revés. Trabajar con objetivos de aprendizaje, para los cuales la famosísima taxonomía de Bloom y la identificación de las dimensiones del aprendizaje de pensamiento son claves y funciona muy bien. Si lo buscáis en Google, lo que aparecen son las destrezas de bajo orden y alto orden de pensamiento. Entonces, lo que te dan, dependiendo de estas destrezas, una serie de verbos que sirven para identificar esos objetivos de aprendizaje. Por ejemplo: si quieres que tus estudiantes recuerdan cosas, pues, un verbo es reconocer; si quieres que los estudiantes entiendan algo, un verbo es interpretar, ejemplificar, clasificar, resumir, inferir; si quieres que analicen, diferenciar entre varios elementos; o implementar, etc. Si quieres que analicen verbos que están dentro de lo que es la taxonomía de Bloom, te ayudan mucho trabajar con esos objetivos de aprendizaje que son el paso número uno. Tienes que empezar por el final. ¿Qué resultados quieres? ¿Qué quieres que hayan aprendido a hacer tus alumnos al final de cada tarea o al final de cada sesión o al final de cada unidad didáctica?

  1. Identifica los resultados deseados.
  2. Elabora las evidencias. Eso es que es lo que te lleva a cumplir esos objetivos de aprendizaje que ya has formulado. Programa tu tarea final con los objetivos en mente. Pregúntate: con esto que he diseñado, ¿mis alumnos van a conseguir lo que yo quiero? Programa tu tarea o trabajo final, pues habrás de especificar qué componentes, tanto lingüísticos como de contenido, necesitas y cómo vas evaluarlo. En este caso, lo que se recomienda es trabajar con rúbricas, porque la descripción cualitativa de la evaluación es muy compatible con esos objetivos de aprendizaje, con esos verbos que ya has formulado. Deja también muy claras tanto tus expectativas para la tarea como las transparencias e indicaciones guiadas para tus estudiantes. Entonces cuando tú elaboras las evidencias y diseñas tu proyecto final, lo que vas a diseñar es la rúbrica de evaluación de esta tarea, de ese proyecto o de esa unidad didáctica, de esa secuencia de planificación que tienes.
  3. Creación de actividades de aprendizaje. Con este tipo de diseño aplicado al flipped classroom es más fácil visualizar y organizar un curso que tenga el componente online en casa y el componente presencial en clase. Si tenemos objetivos de aprendizaje claros, podemos identificar lo que los estudiantes deben hacer y, por tanto, distribuir con más facilidad el tiempo de trabajo en el aula y el tiempo de trabajo en casa, como, además, saber qué herramientas pedagógicas nos van a ayudar en el diseño y en el trabajo con los contenidos de cada unidad didáctica. Si tienes objetivos de aprendizaje claros, puedes justificar el uso de este blog de clase que quieres hacer o puedes incorporar educativamente un Prezi, no porque es muy chulo y vuelan las cosas, sino que sabes que tienes un objetivo de aprendizaje y el Prezi te ayuda una presentación de gramática en vídeo. Lo que hay que invertir más tiempo de reflexión, por parte del profesor, es la planificación de todo esto, en la identificación de objetivos de aprendizaje para todas y cada una de las tareas que quieras llevar a cabo, para todas y cada una de las tareas que quieras llevar a cabo. Necesitas objetivos de aprendizaje globales, y para cada una de las cosas que tú diseñas, necesitas tener también los objetivos de aprendizaje con estos verbos. Si tú sabes que los estudiantes tienen que diferenciar entre el indicativo y el subjuntivo, tendrás que diseñar tareas o ejercicios que les ayuden a trabajar precisamente esa manera de identificar o de discriminar. Trabajar híbridamente requiere tantísimo tiempo de planificación…

La terminología de la clase revés o clase invertida realmente se refiere más a cómo el profesor planifica desde atrás hacia delante que cómo aprende el alumno.

Son dos categorías diferentes. Consiste en invertir la secuencia habitual: el profesor llega y explica las cosas, se practican un poco en clase y después te manda el trabajo autónomo del alumno de lo que se ha explicado en la clase. Mientras que el flipped classroom, lo que hace es trasladar la explicación del profesor fuera del aula y poner a disposición de los estudiantes todos los materiales teóricos necesarios para preparar el contenido de la siguiente clase. Cuando llegas a clase, a lo que dedicas el tiempo de aula es a la resolución de problemas. Entonces, lo que haces con el tiempo de aula es aplicar aplicar, aplicar, aplicar, con lo cual, lo que haces es descentralizar tu tiempo de aula, del profesor al estudiante. Descentralizas la figura del profesor y descentralizas la figura del estudiante, con lo cual, para que eso ocurra, el estudiante tiene que preparar, tiene que trabajar en casa él solo, fomentando la autonomía.

Por otro lado, el diseño reverso, te ayuda a trabajar esta planificación, cómo vas hacer esa inversión de lo que tú explicarías en clase, explicarlo en casa o facilitar a los estudiantes la manera de acceder a ese conocimiento. El diseño reverso es una metodología de trabajo que se puede aplicar al diseño de un curso de física cuántica, por ejemplo.

Lo que los profesores también se plantean en este sentido es que nosotros planificamos toda una metodología al revés, donde la aplicación es el centro y el alumno, aplicando esos conocimientos, es sobre el que se invierte la clase presencial. Pero yo supongo que el alumno tiene que tener una motivación bastante fuerte, para que realmente consuma y lleve a cabo la parte no presencial, la parte en casa, de manera que, cuando llegue a clase, pues no se quede con los brazos cruzados. ¿Cómo podemos en este marco, en este metodología, motivar a ese trabajo del contenido previo?

Bueno, como cualquier metodología que implementamos y que sea nueva para los estudiantes se requiere un proceso de adaptación, eso está claro, no hay milagros. El flipped classroom es un proceso que implica una cantidad de autonomía por parte del estudiante al que no está acostumbrado. Yo aconsejo:

  • Diseña tu programación con coherencia. Aplica un diseño reverso o lo que sea que te funcione para que tus objetivos de aprendizaje y tus materiales estén bien ordenados y bien sólido.
  • Recomendaría compartir esos objetivos de aprendizaje con los estudiantes para la planificación pedagógica de los objetivos

Si los alumnos entienden el razonamiento pedagógico que hay detrás de preparar los materiales X en casa y tú has preparado además un seguimiento evaluativo que dependa de esa preparación, pues es más fácil que el estudiante vaya entrando por el aro poco a poco. Entonces, cuando implementas una metodología nueva, ¿qué es lo mejor del mundo?, ¡poner las notas! No hay nada más efectivo que poner notas o decir: esto es evaluativo o esto lo voy a contar para nota final. Si no pones notas, decir: mira, cómo preparase en tu casa no vas a poder hacer el trabajo de clase no puedes improvisar, porque yo no voy a explicar el contenido. Entonces, si el alumno entiende este razonamiento pedagógico y si, además, tú le has compartido esos objetivos de aprendizaje, el alumno sabe qué es lo que va a poder ser capaz de hacer cuando termines todo el trabajo con esa unidad didáctica, esa calificación que tú has hecho, es más fácil.

De ahí a que acaben viendo por sí mismos que ese trabajo en casa es imprescindible, pues, ahí hay un pequeño paso. Como es una metodología nueva y los de antes tampoco están muy familiarizados, se trata de comunicarse mucho con ellos y que ellos sean partícipes también de lo que tú estás haciendo y porqué lo estás haciendo. Al fin y al cabo, es para ellos.

Si nuestra clase invertida está bien diseñada, está sólida, pues, entonces, nuestros alumnos son los primeros en ver ese beneficio de preparar material en casa, para poder aplicarlo, para poder experimentarlo y para poder construirlo de manera práctica en las sesiones de clase. Entonces, si incluimos para la parte presencial del aula el componente colaborativo (en teoría sobre el papel), esto es la pera, porque les damos autonomía y responsabilidad sobre su propio trabajo, les enseñamos que lo que hagan impacta sobre sí mismos y sobre los compañeros. El estudiante que entiende por qué su curso funciona de una determinada manera, está más preparado y más informado para sentirse motivado. Se trata de alinear un poco lo que tú haces por ellos y para ellos, que lo entiendan y lo vean, es mucho más fácil asimilar y trabajar con temas nuevos, cuando sabemos el porqué y él para que.

¿Qué elementos resultan más motivadores para tus alumnos de español en este contexto universitario? ¿Son monolingües la mayoría de ellos?

Hay muchos estudiantes internacionales. Te recuerdo que estamos en New York. Hay hablantes de herencia o bien a estudiantes asiáticos, estudiantes europeos, estudiantes de intercambio, por lo tanto, la clase de español es multilingüe. Pero lo único que les une sea, quizás, que todos saben inglés. Aunque no sea lengua vehicular del aula, es lengua compartida por todos.

Y en ese contexto que, como dices, es multilingüe, pero con lengua común en un contexto universitario… ¿Qué es lo que más le has motivado: el sistema de evaluación, el contenido que se trataba, la aplicación, la tarea final?

Como el proyecto tiene que ver con la gramática, estoy encontrando que los alumnos agradecen muchísimo la oportunidad de interactuar con el contenido del curso, con su propia autonomía, en las pequeñas aplicaciones de prueba que estoy haciendo en mis clases.

En la clase tradicional, se explica la gramática en español. Al menos, en Columbia, la lengua vehicular es el español, aunque nos apoyamos en el inglés, pero, fundamentalmente, la clase se da en español.

Yo explico la gramática en español y los estudiantes están procesando contenido nuevo en lengua extranjera a tiempo real. Tres cosas:

  1. Contenido nuevo.
  2. Lengua extranjera
  3. A tiempo real.

Que si no están en clase ese día, ¡perdieron su oportunidad!

Que asisten a clase, pero no tienen un buen día, están cansados o están mínimamente distraídos, se enteran de la mitad de las explicaciones.

Desde los estudios de adquisición y de psicolingüística, se requiere mucha, mucha energía de procesamiento para comprender tanto la lengua como el contenido en vivo y en directo. Por tanto, lo tradicional aquí no es necesariamente compatible con un aprendizaje sólido.

Tradicionalmente, justo después de explicar, se practica un poquito el tema en clase (el resto de la clase que tengamos tiempo) tareas comunicativas, etc.

Luego lo que se hace es mandarle ejercicios para que el estudiante siga practicando con la lengua extranjera en casa individualmente. No es lo normal, cuando queremos trabajar individualmente toda la práctica comunicativa, no tiene mucho sentido. ¿Cuál es la ventaja del acercamiento flipped classroom? La opción de poder acceder al contenido gramatical explicado por la profesora tantas veces como sea necesario. Que cada estudiante ajuste la explicación de gramática a su propio estilo de aprendizaje individual. Esa idea es lo que resulta revolucionaria para mis estudiantes. Porque, además, después de ver las presentaciones, hay algunos ejercicios de práctica individual que les permiten poner a prueba su comprensión del material y puedo comprobar que han hecho el trabajo y esto está bien hecho. el seguimiento esas actividades se corrigen solas.

De manera que yo tengo que invertir mucho tiempo en el diseño de esas actividades, pero una vez que yo implemento la gramática y sus actividades, como módulo, no tengo que estar presente online, sólo tengo que entrar a ver que los estudiantes han hecho su trabajo y ver los resultados. Porque si veo muchos errores a priori, yo puedo también crear materiales de práctica en el aula, cara cara, para que trabajen con esos errores y decir que cuando yo explico la gramática en las clases tradicionales, por experiencia ya sé por dónde van a cojear los estudiantes, pero el saber de antemano dónde están fallando los estudiantes, eso hace que, antes de que yo llegue al aula, ya pueda buscar materiales de práctica que resuelvan esas debilidades del aula. Entonces, no tengo yo que corregir esas actividades pero si puedo ver los resultados y además, me permite saber que los estudiantes lo están haciendo bien. Cuando vienen a clase, ya no están individualmente, su interacción y práctica del contenido gramatical está integrado en tareas que sean colaborativas, que sean comunicativa y que les permitan trabajar socialmente con la lengua extranjera.

En conclusión, el tiempo del aula no se dedica a construir producción en la L2 y a que yo solucione las preguntas de las que antes, también a tiempo real, y que si he visto que algún problema, pues yo haya preparado algo de antemano, con lo cual, yo llego más preparada al aula.

Resultado de imagen de flipped classroom

Fuente: PDP ELE 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s